Qué pasa aquí | Castañas asadas

Bienvenido al quinto Qué pasa aquí. En el que te cuento qué pasa aquí y ahora, todos los domingos en mi blog, porque resulta que seguimos en 2009. La gente todavía es feliz y tiene tiempo para leer blogs. Y si no que se jodan.

Algo para picar

Poemita de hace ocho meses, el cual he leído sin acordarme de haberlo escrito. Me gusta la combinación escribir de cosas+olvidar cosas porque el resultado siempre trae buenas sorpresas. Alguna vez me encuentro con auténticas mierdas, pero cada vez son las menos, porque las voy borrando. Qué puede haber más bonito que sorprenderse a uno mismo.

¿Qué estoy haciendo?

Voy a daros una noticia en exclusiva, pero que no salga de aquí (de las cuatro personas que leen esto). En noviembre se viene nuevo poemario. ¡Letsgou! Ya estoy bastante seguro de que todo va a salir bien y no va a haber ningún problema, así que puedo ir diciéndolo sin miedo. Repetiré con L’Ecume, la editorial en la que publiqué el anterior, en la que me tratan con mimo y hacen cosas muy chulas. Ahora estoy con la portada, indeciso con cada detalle de ella. También pensando bien cómo enfocarlo todo para que tenga coherencia y sobretodo para que esté guapo, eso tiene que ser así. El resumen: guardad 10/15 euros para noviembre y así me lo compráis gente.

Aunque estoy todo el rato hablando de proyectos que van a costar dinero leerlos, también los tengo gratuitos. Estoy empezando a acumular relatos que he presentado a concursos o a certámenes en general y no han salido ganadores. Pero alguno de ellos me gusta lo suficiente como para no dejarlo olvidado en el ordenador. Pensé en una antología llamada «Tan buenos no serían«, en la que recopilo todos. Creo que puede molar más ir subiendo aquí durante mucho tiempo los que tan buenos no serían, y si en un futuro a alguien le han gustado de verdad, pensar en seguir publicando libros. Tanto libro tanto libro que no luego no sirven para nada. Esta semana empezaré a subir los relatos, así que preparad el cerebro para recibir dosis de literatura de baja calidad.

Sobre la novela… La novela que cada día me gusta menos que me guste más la novela. Me explico. Sigo a tope de trabajo, sacando mis ratitos para seguir escribiendo. Estuve en una fase de reescritura y ahora mismo estoy en una trama totalmente nueva, de hecho, con personajes y movidas nuevas también. Todo nuevo. La cosa es que mi idea en un principio era hacer una novela corta, y me cortaba mucho con las ideas. Iba al grano de forma prematura. Ahora me estoy dejando llevar en mi imaginación. Resulta que mi imaginación es algo más grande de lo que pensaba y por cada paso que doy en la trama se me ocurren cinco pasos más que añadir. Pero eso, muy contento de volverme loco con una novela que en principio iba a durar 20 mil palabras.

La foto de relleno del día: yo echando ketchup a un perrito imaginario en un evento.

La próxima semana podría empezar a hablar de qué va la novela, o empezar a hacer apuntes de algún tipo más concretos. Le daré una vuelta para que el contenido sobre ella sea más amplio, y sobretodo, más ameno. Que al final esto se resume en: que sí, puto pesado de mierda, que está escribiendo una novela, ok. Hablo en segunda persona porque me imagino a mí mismo diciéndome eso.

¿Qué estoy leyendo?

¡Terminé el libro con el que estaba! Es una pena tener tan poco tiempo para leer. Hoy justo empiezo Siempre hemos vivido en el castillo de Shirley Jackson. Ya os contaré. He pensado que de cada libro que lea puedo hacer aquí un pequeño apunte o hablar de la editorial si me gusta.

También voy a leerme de nuevo Agua, de Aurora Gargu, la ganadora del primer concurso de poesía que hizo L’Ecume. Un poemario que recomiendo mucho.

¿Dónde estoy?

Inauguré el ciclo de micros abiertos de El Dinosaurio todavía estaba allí el miércoles en Madrid, estuvo divertido. Quiero contar que mi editor me dio diez ejemplares de mi libro a ver si vendía alguno. Evidentemente no solo no vendí ninguno, si no que además le regalé uno a la dueña del bar. Es que hasta los recitales me salen a pagar. Pero la poesía siempre debe salirte a pagar.

El lunes estuve en un recital de unos amigos y pasaron una libretilla en la que cada uno podía escribir lo que quisiera, y yo aparte de un par de tonterías puse en mayúsculas: «LA POESÍA ES UNA ESTAFA PIRAMIDAL AL REVÉS». Es una frase que me gusta mucho porque realmente no sé muy bien qué significa, pero se me ocurrió un día y ahora la uso para todo. El caso es que mi amiga se enfadó un poco pensando que lo puso alguien atacando al propio recital. Luego tuve que explicarle que su recital fue genial, era yo que soy gilipollas.

Y de momento no hay más eventos a la vista. Pero si sale alguno yo aviso, lo sabéis.

El lunes Toni y yo nos metimos dos de estas para cenar cada uno, y tan a gusto.

Resumiendo

Resumiendo, esta semana tengo un objetivo. Me tengo que poner un horario y organizarme para hacer todo durante el día. Al final me pierdo muchas veces por falta de organización, cuando en realidad tengo tiempo para todo. Suena a lo típico pero es verdad. Voy a levantarme prontito (lo que significa irme a dormir más pronto, cosa que a mi novia no le gustará) y a establecer tiempos. Desde aquí animo a todo el mundo a que se organice, a que se ponga unas metas y que consiga todo lo que se proponga. ¡Y después esperad mis órdenes! Acto seguido os prometo que nos volveremos a la cama.

Y por último, sabéis que tengo que ser sincero, y más con la gente que se lee todo y llega hasta aquí. Los demás pueden seguir viviendo una mentira, pero vosotros merecéis la verdad. Hoy domingo día 17 de octubre, estaré más de trece horas fuera de casa trabajando, así que no podré escribir esto para que se publique hoy. Tengo que hacerlo el sábado, el día antes, para programarlo para mañana. Lo siento si os he decepcionado, pero os acostumbraréis a que lo haga más veces. Yo ya lo estoy.

Ah, sí, lo del título. Es que me apetecen castañas asadas.

Mil gracias a todos.

Un comentario sobre “Qué pasa aquí | Castañas asadas

Agrega el tuyo

  1. Qué guay que vayas a sacar tantas cosillas y que la novela al final se extienda más, cuanto más mejor. Iré ahorrando para autoregalarme tu nuevo poemario que ya hay ganas de verlo.
    La idea de hablar sobre lo que lees está chulisima y así sabré cuál robarte, hazla porfa.
    Al final sí que había algo gracioso del evento, está bien.
    Si te gustan ya te invitaré a castañas asadas algún día.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑